El sistema de tratamiento de aguas residuales tiene como función crear un hábitat cómodo y saludable para los habitantes de una ciudad que les proporcione bienestar y calidad de vida. Además protege el medio ambiente al permitir un proceso de tratamiento para las aguas residuales y devolver así a la naturaleza agua limpia, sin contaminantes y en mejores condiciones.

Los tratamientos para potabilizar el agua, se pueden clasificar de acuerdo con:
1) Los componentes o impurezas a eliminar.
2) Parámetros de calidad.
3) Grados de tratamientos de agua.